¿Qué significa “activar semillas”? ¿cómo lo hago?


Activar semillas

Las semillas deben activarse antes de consumirse ya que con esto su sabor se potencia, y se vuelven mucho más sabrosas y nutritivas.

Sumado a lo anterior la activación de las semillas facilita el proceso de metabolización del alimento en nuestro organismo. Haciendo que su digestión sea mucho más efectiva, ideal para quienes tienen problemas con la digestión de estos.

Hay muchas personas a las que les caen pesadas las almendras, el maní o las menestras, prueben activarlos antes de consumirlos y podrán sentir la diferencia tanto en el sabor como en lo que provocan en su organismo.

La activación de las semillas consiste básicamente en dejar las semillas por un periodo determinado de tiempo en agua pura de forma tal que se desencadena todo un proceso enzimático, que inactiva antinutrientes y predigiere nutrientes, incrementando la síntesis vitamínica y enzimática. Dicho de manera sencilla, la semilla despierta con el fin de crecer.

Puedes activar cualquier semilla que se encuentre cruda: nueces, almendras, maní, semillas de girasol, linaza, pepitas de zapallo, etc. no se pueden utilizar semillas fritas o tostadas, ya que estos procesos cambian la estructura química de las semillas.

Cuando consumimos semillas con cáscara y nosotros hacemos el pelado, podemos pasar directamente al activado. Pero si vamos a consumir semillas que hemos comprado peladas, es primordial realizar un lavado previo a fin de evitar impurezas. Teniendo en cuenta su riqueza nutricional, las semillas peladas pueden desarrollar en su almacenaje el crecimiento de hongos y micotoxinas. De allí la importancia del ambiente fresco y el envasado al vacío en la conservación.

En este sentido y a fin de evitar riesgos, conviene perder 20 minutos y lavar las semillas, sumergiéndolas en un cuenco con agua limpia, a la cual agregaremos un par de cucharadas de agua oxigenada (usar al menos la de 10 vol. que se consigue en farmacias) por litro. Al cabo de ese tiempo, la evidencia sobre la presencia de hongos es una capa espumosa y con residuos en superficie. Acto seguido, tras enjuagar con abundante agua, las semillas quedan listas para su posterior activación.

fuente healthy tips